Corazones de requesón y calabaza

Troceamos la calabaza, después de haberle quitado las semillas, y la ponemos al horno durante una media hora. La dejamos enfriar y le quitamos la piel.

Entonces la ponemos en un bol y la amalgamamos bien con el requesón, que tiene que ser sin suero para evitar que se necesite demasiada harina, y un huevo.

Añadimos la harina suficiente para que la pasta quede compacta (como para los gnocchi), ajustamos de sal y pimienta, añadimos nuez moscada y parmesano y nuestra masa está a punto.

La extendemos y cortamos unos corazones con el cortador de galletas. Por supuesto que podemos hacer otras formas, pero he llamado la receta “corazones”… Los hervimos en abundante agua y los servimos acompañados por mantequilla derretida con salvia o unos tacos de bacon salteados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: