A medio hacer: pimientos

En este breve post vamos a hablar de los pimientos. De todos tipos. Y de cómo los podemos preparar con antelación.

Por ejemplo, si un día cualquiera tenemos que encender el horno, podemos aprovechar para poner unos pimientos en una bolsa de plástico de las que se usan para hornear y así quitarles la piel; los podemos dejar hasta un par de semanas en el frigo en un tupper (cuidado que no salga moho).

O podemos poner en una sartén un poco de aceite, cortar los pimientos en trozos medianos y cocinarlos así. Mejor separando los pimientos por sus colores diferentes, ya sabéis que su sabor también es completamente diferente dependiendo del color.

Y si hemos comprado una bandeja de guindillas también las podemos cortar en rodajas y cocinar; luego las guardaremos en un tupper en el frigorífico para darle un poco de picante a cualquier salsa o ensalada, el calor hace resaltar los tonos picantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: