Empanadillas Torre de Pisa

Exif_JPEG_420No voy a ser yo quien enseñe a los españoles como hacer empanadillas. Rellenar, doblar (yo prefiero dejarlas planas y taparlas, como un ravioli), al horno y listos en unos 10 minutos.

Las de la foto son un poco especiales: chorizo de ciervo de un pueblo extremeño, cortesía de mi vecino Antonio, y queso mozzarella. Mejor aún hubiera sido utilizar requesón, el equivalente en España de la ricotta italiana, o a lo mejor una mezcla de requesón y parmesano rallado. Unas pocas hierbas hacen que el sabor sea más intenso, puede ser albahaca fresca u orégano.

Pero ¿qué hacemos con las que sobran? Porque ya puestos a encender el horno conviene aprovechar para hacer cantidad, y a lo mejor de diferentes tipos. Las que sobren, en un tupper y a la nevera. Y luego, cuando nos venga bien y queramos calentarlas, directo al microondas.

¿Directo?

En lugar de ir así, a lo bruto, podemos convertir las empanadillas en un plato completamente nuevo. Las apilamos, alternándolas con lonchas de queso (el Gouda va muy bien para eso), untando con salsa pesto y para cuando las saquemos del micro estarán humeando y pegaditas unas a otra. Eso sí, inclinadas como la Torre de Pisa.

Tenedor, cuchillo y… ¡al ataque!

Lógicamente se pueden también alternar empanadillas con diferentes rellenos, hay que ser creativos y divertirse en la cocina. Yo hice también unas con la merluza a la livornesa que me sobró un día, dentro de poco os propondré esa receta también.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: