Cannoli con relleno de queso

Nunca he sido un estimador de la pasta filo. Me parece difícil de manejar, y si tienes que ponerle mantequilla derretida entre las capas las calorías se disparan.

Sin embargo hay excepciones.

Se puede triturar un queso tipo Camembert o Brie con unas nueces y algo verde para darle color, perejil o albahaca (yo prefiero la segunda), y un chorrito pequeño de aceite. Se podría hacer también con requesón, pero me parece que va a salir demasiado mojado y deberíamos ponerle pan o parmesano para neutralizar, y no se nos haría suave. Salpimentamos al gusto.

La masa resultante es compacta, la distribuimos en hojas de pasta filo dobladas una vez si queremos cannoli largos y dos si queremos bocaditos más pequeños. Cerramos los paquetitos y le ponemos aceite de oliva: muy poco, e impregnamos bien la pasta filo.

Así, ponemos a calentar una sartén a fuego bajo y le ponemos los cannoli para que se doren poco a poco, unos minutos por cada lado. Nuestro objetivo es conseguir que el queso se derrita sin que el envoltorio se acabe quemando.

Se puede servir con salsitas dulces o mermeladas, o también alguna salsa de yogurt.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: